Archivo de la etiqueta: LATINOAMÉRICA

El top 3 del FILBA


“Honduras y Fitz Roy”, le dijo Patricio Zunini – coordinador del FILBA – al tachero (seguramente iba para la librería Eterna Cadencia, una de las sedes del Festival Internacional de Literatura). Acto seguido, atendió la llamada de ACHÍS. El objetivo de la charla era claro: que Patricio nos contara cuáles son sus “imperdibles”. Acá va el top 3:

Top 3: *La comicidad y la autoironía en la cultura Italiana: Literatura, ópera y cine:
Sábado 10 de septiembre | 11.00 | MALBA
  Av. Figueroa Alcorta 3415, Palermo
“Estará presente Ermanno Cavazzoni, un escritor poco conocido. Sin embargo, es el autor  de El poema de los lunáticos, una magnífica novela que el italiano escribió a los 23 años  y luego, fue adaptada por Federico Fellini en su película La voz de la luna” explica Zunini y confiesa que “Cavazzoni es su capricho del festival”.

Top 2: * Cees Nooteboom en primera persona:
Lunes 12 de septiembre | 18.00 | Eterna Cadencia
Honduras 5582, Palermo
El holandés Cees Nooteboom, uno de los escritores más relevantes de Holanda  y varias veces nominado al Premio Nobel de Literatura, será entrevistado por la periodista Verónica Chiaravalli. Zunini agregó un interesante detalle “Nooteboom fue traducido por Coetzee”.

Top 1: *J.M Coetzee en primera persona: Ficción Inédita
Domingo 18 de septiembre | 20.00 | MALBA
  Av. Figueroa Alcorta 3415, Palermo
El plato fuerte de esta edición es sin dudas la presencia del sudafricano John M. Coetzee. El Premio Nobel 2003, con más de veinte títulos publicados y un estilo absolutamente singular como es el uso de la tercera persona autobiográfica, participará en un panel que, moderado por Susana Reinoso, realizará un recorrido por su obra indagando en la diversidad de sus textos y en su influencia narrativa contemporánea. Además – precedido por una introducción a cargo de Matilde Sánchez-  Coetzee leerá un texto de ficción inédito.
Patricio Zunini reveló orgulloso lo difícil que fue lograr la presencia de Coetzee en Argentina: “Todos los invitados tienen muchas horas de trabajo. Pero en el caso de Coetzee se sumó que se trata de un Premio Nobel que vive en Australia”.
El coordinador del FILBA nos adelantó algunas novedades del Festival: “Invitamos a escritores extranjeros a realizar diferentes recorridos, por ejemplo un escritor mexicano irá al Hipódromo y un galés a una villa–y luego escribirán sobre su experiencia. Es una forma de intervenir en su obra”. Los textos podrán leerse en una publicación del MALBA y en el blog de la fundación FILBA. Además, en esta edición se presentará Filbita, una sección dedicada a la literatura infantil y juvenil que propone tanto actividades lúdicas y literarias para los chicos como paneles y talleres de reflexión sobre la materia y la importancia de los libros en la formación de los primeros lectores. Zunini la describe como “la sección mimada del festival”.
Hoy a las 19:00 Luis Chitarroni, novelista, editor, ensayista y un gran lector- inaugurará la tercera edición del Festival Internacional de Literatura, una verdadera fiesta de las letras. ¿Los participantes del Festival? Más de 70 escritores argentinos –  algunos que serán de la partida son Mempo Giardinelli, Juan Sasturain, Martín Caparrós y Martín Kohan- y 27 autores extranjeros.
Desde hoy el FILBA ofrecerá conferencias, entrevistas, mesas redondas, recitales, performances, workshops y propuestas gratuitas que se realizarán en nueve sedes diferentes. Les dejamos la PROGRAMACIÓN completa.
En ACHÍS ya elegimos. Café, medialunas y charla.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Great things to people

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

      8 a.m. Francisco, el diarero: “Flaca, te olvidaste la Barzón”. Café y empezar a leer. Encontramos el artículo de Nicolas Kedzierski: “gt_2P parametric revolution, cuando la tecnología rompe fronteras” y, aprovechando el envión, decidimos cruzar la frontera virtualmente y contactarnos con la empresa de diseño chilena. Great things to people comenzó en 2009 y hoy es una de las propuestas de diseño más innovadoras de Sudamérica. El equipo está conformado por los arquitectos Guillermo Parada, Tamara Pérez, Sebastián Rozas, Juan Pablo Ugarte, el publicista Alexy Narváez y la politóloga Diana Duarte. “Crear ADN para generar familias de productos”, así es como define el trabajo de gt_2P Diana Duarte, su manager de contenido.

¿Cómo definen su estilo y las obras que realizan?
-Nuestro enfoque en la sistematización del conocimiento productivo y el soporte en el diseño paramétrico nos permite acumular lo que aprendemos en cada proyecto a través de algoritmos generativos y reproducirlo cuantas veces lo necesitemos, en la escala que sea requerido, sea en arquitectura, mobiliario, objetos o intervenciones en espacio público. Una vez que surge la idea, se identifican sus variables o parámetros relevantes (geometría, tamaño, materialidad, etc.), lo que permite sistematizarla y luego producirla.Tenemos también un interés por la investigación y experimentación permanente de nuevos procesos y materiales, llegando hasta los más tradicionales en Chile, como la cerámica, el gres y el vidrio soplado. Esto nos ha permitido profundizar en el concepto de digital crafting o “artesanía digital”, el cual está fundamentado en el diseño asistido por conocimiento computarizado y en la experiencia y el “know how” de artesanos chilenos, quienes alimentan y contribuyen a cualificar cada uno de nuestros “algoritmos generativos” o ADN.


     La arquitectura como gran fuente inspiradora se revela en cada una de las obras de gt_2P. Pero también hay referencias claras a la cultura, la naturaleza, el arte y el diseño. La regla G-Branch, por ejemplo, parte de la observación del crecimiento de las ramas de los árboles: “Esta regla plantea que tronco y rama forman parte de una misma entidad que se transforma, hay una derivación del tronco en cierto lugar de su crecimiento. Partiendo de esta premisa, la regla controla los puntos en los que crecen las ramas, el número de ramas en cada nodo y el ancho de cada rama”. A partir de un ADN se crearon dos piezas con escalas y procesos diferentes, el florero Heart Days Vase y Vibración Parronal, una obra de arte para la intervención de un edificio público: “El primero involucró un proceso de aprendizaje sobre fabricación tradicional de piezas cerámicas, mientras el segundo implicó conocimientos sobre el tratamiento de vigas de madera laminada”.
    “El diseño paramétrico resulta ser el instrumento más eficaz para la integración de las etapas de trabajo, ya que hay un manejo relacionado de variables relevantes geométricas y no geométricas de un proyecto. En este sentido, luego de sistematizar una idea es posible realizar las modificaciones deseadas y obtener nuevos resultados formales y presupuestales de los cambios en tiempo real. Por esta razón, cada una de las reglas de diseño que hemos desarrollado hasta ahora ha servido de insumo de varios proyectos o productos. Podríamos decir que hemos construido un “archivo” de reglas, al cual recurrimos cuando tenemos nuevos proyectos. Estas reglas nos brindan información que atraviesa todas las fases del proceso del diseño, así logramos optimizar nuestro trabajo, alimentar el conocimiento que vamos adquiriendo y plantearnos desafíos constantes”, sintetiza Duarte.

-¿Qué les gustaría que suceda con gt_2P en el futuro?
-Queremos continuar el camino que nos hemos trazado, abordando desde el diseño de objetos a la arquitectura, con las metodologías que hemos implementado. De manera que cada día tomemos encargos más complejos que nos lleven a explorar nuevos conocimientos técnicos y de manufactura, siempre en un proceso constante de actualización que nos permita responder a esos nuevos retos. Por otra parte, al “Capital Semilla Línea 2” de Corfo a mediados de 2010, un estudio de mercado nos indicó que contábamos con ventajas competitivas en el exterior, al enfocarnos en el diseño orientado a la manufactura, el uso de algoritmos y apoyarnos en tecnologías CAM (Computer-aided manufacturing), lo cual nos facilita la producción internacional por la compatibilidad tecnológica y el ahorro en los tiempos de producción. Así pues, la internacionalización de la empresa también es uno de los objetivos que esperamos alcanzar en el futuro.

¡Salud a gt_2P!

Etiquetado , , ,

Villoro declara

El escritor mexicano Juan Villoro está de visita en Buenos Aires. Por ahora, agenda completa: participó de un taller sobre periodismo narrativo de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano que se realizó en Proa, estrenó Filosofía de vida, una obra teatral de su autoría, presentó algunos de sus libros que fueron reeditados (Materia Dispuesta y La casa pierde), charló con Ezequiel Martínez en la Fundación Tomás Eloy Martínez – entre los asistentes se encontraban: Carlos Busqued, Juan Terranova, Cristian Alarcón y Martín Caparrós – sobre periodismo, redes sociales, fútbol – no podía faltar – y música. Y todavía falta: el 24 de agosto dialogará en el Malba con los escritores Alan Pauls y Martín Kohan.

ACHÍS asistió a la entrevista abierta que el periodista Ezequiel Martínez le realizó. Veinte minutos más tarde de la hora pactada, llegó el escritor que, entre aplausos y risas, contó – con su ironía y característico humor – el quijotesco episodio que lo había retrasado. Ante la mirada atenta de su público Villoro habló de sus inicios en el periodismo y definió la crónica – fiel a su estilo – como “el ornitorrinco de la prosa” y explicó que es un animal híbrido que tiene que ver con muchos más estímulos y que se beneficia prácticamente de todos los géneros. También reveló su nostalgia epistolar frente al carácter anónimo del correo electrónico: “Yo soy de una generación que pedía disculpas por escribir a máquina porque era muy impersonal”.

El escritor también relató su experiencia durante el violento terremoto de 8.8 grados de intensidad que el 27 de febrero de 2010, a las 3:34 de la madrugada, hizo temblar Chile y desplazó a la ciudad de Concepción tres metros y 27 centímetros. El escritor estaba en Santiago en un congreso de literatura infantil (el tema principal era -por azar o causalidad- el papel funcional del miedo en los cuentos infantiles). Cuando le dejaron de temblar las manos – tal como se lo dijo a un colega en su vuelta a México – escribió 8.8: el miedo en el espejo.

Antes de 1985 los temblores no solo le daban miedo sino que incluso le gustaban: “Solo ahora advierto mi sostenido interés por los temblores y su relación con los misterios de nocturnidad. En el prólogo a mi libro Tiempo Transcurrido,  que recoge crónicas imaginarias que van desde el movimiento estudiantil del 68 al terremoto del 85, escribí: Desconfío de los que en momentos de peligro tienen más opiniones que miedo”.

Al terminar la charla nos quedó resonando la impactante mirada de Juan Villoro sobre el sismo ocurrido en Chile. Próximo objetivo: leer 8.8: el miedo en el espejo. Libro que duró en nuestras manos tan sólo 2 días. Simplemente porque produce esa única e indescriptible sensación de no poder dejar de leer. Si bien el autor se pregunta en el prólogo: “¿Hasta dónde es posible reconstruir la experiencia del espanto sin distorsionarla con argumentaciones ajenas a lo que se vivió como caos y marasmo?”, logra contar de manera excelente lo que rodeó aquella experiencia de terror compartido. Villoro señala: “Esta es una crónica en fragmentos. Quise ser fiel a la manera en que percibimos el drama: la población flotante de un hotel reunida en un naufragio. No es un reportaje de un país  que se quebró en su zona sur ni de una capital que resistió de forma admirable. Es la reconstrucción en partes de un microcosmos: vidas de paso que estuvieron a punto de extinguirse”.

Villoro utiliza un recurso impactante: el testimonio múltiple de aquellas vidas de paso que estuvieron a punto de desaparecer una noche en un hotel de Santiago de Chile. Y, tal como dicen, el terremoto solo permite hablar del terremoto. Por eso Villoro cuenta desde una perspectiva asombrosa e insólita – el hilo conductor de la crónica es la manera en que dormimos-  lo que vio, oyó y le contaron. Queda claro que el sismo no solamente modificó el eje de rotación de la tierra y acortó el día en 1,26 microsegundos, también produjo (y lo sigue haciendo) prolongadas réplicas psicológicas.

Y sigue: “El protagonista es un hijo del sismo: nace durante el temblor de 1957, que derrumbó el Ángel de la Independencia en Paseo de la Reforma, y recorre los veintiocho años que lo separan de su retorno solar (la misma alineación astrológica que en su fecha de nacimiento). El desenlace ocurre en México en 1985, durante el temblor que destruyó la ciudad de México. Me parecía sugerente que en una antinovela de aprendizaje, también la tierra se mostrará insegura y revelará que no tiene certezas de qué comunicar”. Nada más que agregar.

Tanta fascinación nos llevó a sacar entradas para ir a ver Filosofía de Vida al teatroadaptación de El filósofo declara, su segundo texto dramático que tuvo origen en una afirmación de su propio padre, el prestigioso filósofo Luis Villoro, que plantea que los filósofos no declaran sino que razonan (¿Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia?). A tan solo seis butacas del autor pudimos ver cada una de sus reacciones  ante la magnífica interpretación de Alcón – ¿Qué más podemos agregar sobre un trabajo del gran Alfredo? – Rodolfo Bebán y Claudia Lapacó. Villoro se emocionó ante el eco que causó cada una de sus palabras en el público y durante toda la obra paso letra del guión, adelantándose a lo que vendría. Filosofía de vida  es la historia de dos filósofos reconocidos que se reencuentran en la vejez: el Profesor y el Pato Bermúdez. Dos amigos de juventud que la vida distanció. Caminos absolutamente opuestos: el profesor se recluyó en su mundo, dedicándose a desarrollar sus ideas y escribir sus pensamientos; mientras que el Pato ejerció la función pública y obtuvo grandes honores académicos (además de disfrutar de los placeres de la vida). Luego, una oferta que se tiñe de revancha improvisa un encuentro e invita a una reflexión sobre cuestiones existenciales que – inevitablemente- penetran en la vida cotidiana, como el amor, la amistad  y la lealtad.

Citas y alusiones a Gombrowicz, Sartre, Darwin, Russell, Nietzsche y Kant atraviesan una encrucijada dramática. Los dos filósofos se encuentran para una confrontación final, libran su última batalla. Los acompaña Clara, una mujer que definió la vida de ambos. Pero mejor no contar más. Al bajar el telón conversamos, una vez más, con Villoro, que estaba asombrado por la puesta actoral y las distintas interpretaciones.

En ACHÍS seguimos recorriendo el itinerario de Juan Villoro en Buenos Aires. Próxima estación: 19 horas, 24 de agosto, Malba.

Etiquetado , , ,

“Me llamo Ernesto…”

Ernesto Sábato por Antonio Berni

“Hace algunos años, una revista porteña publicó una sugestiva foto de Ernesto Sábato. Pequeño y solitario, encogido en un banco, aguardaba el tren. La imagen me dio que pensar; suscitaba cierta compasión. Porque Sábato, en definitiva, siempre ha sido eso: un Gran Niño Solo esperando un tren que nunca llega”. Así describe  Carlos Catania al escritor en Genio y figura de Ernesto Sábato.

El pueblo de su nacimiento se llama Rojas. Sus padres  llegaron a la Argentina a fines del siglo pasado y establecieron en aquel pueblo un molino harinero. Fueron once hermanos. Ernesto fue el décimo hijo varón de Juana Ferrari y vino al mundo pocos días después de que falleciera el número nueve. Le pusieron el nombre del muerto. En palabras de Sábato: “Me llamo Ernesto, porque cuando nací el 24 de junio de 1911, día del nacimiento de San Juan Bautista, acababa de morir el otro Ernesto, al que, aun en su vejez, mi madre siguió llamando Ernestito, porque murió siendo una criatura”.

Ernesto Sábato por Sara Facio

Catania reflexiona: “La infancia de Ernesto fue cerrada, gris, sin los alicientes de la felicidad salvaje. Sábato no sabía jugar (…). Para él mismo y para los demás fue un niño–problema. La madurez de su nivel intelectual se revela tan vasta y honda que, por contraste, resalta cierta inmadurez vital. Quitándole la libertad del juego, lo mutilaron de entrada”.

Y siguió la vida. Carlos Catania define a Sábato como un tipo melancólico. Y – además – nos aporta un detalle curioso: en Sobre Héroes y Tumbas, la palabra melancolía aparece mencionada 23 veces. Sin dudas, la nostalgia de Ernesto se convertiría en enfermedad metafísica. Mientras cursaba el doctorado de Física, militaba en el movimiento juvenil comunista. Fue entonces cuando conoció a Matilde, su compañera por más de 60 años. Ella tenía 17 años y quedó deslumbrada cuando él le dictó un curso sobre Marxismo. Desde entonces establecieron vínculos profundos. Luego, tuvieron dos hijos: Mario y Jorge Federico.

La palabra que mejor retrata a Sábato es sin dudas la de Matilde: “Para que se sienta con fuerzas para crear, para escribir, para liberarse de sus obsesiones y traumas necesita verse rodeado de un muro de cariño y comprensión y de ternura, y también de reconocimiento por lo ya realizado. Entonces pareciera que su fuerza y su genio se multiplicasen. Su profundo cambio interior fue cuando dejó la física. Él ha sido desde niño un alma meditativa, un artista. Con un interior melancólico pero al mismo tiempo rebelde y tumultuoso. La ciencia lo limitaba en forma atroz, de modo que fue lógico haber buscado el único cauce que podía ayudarlo a expresar, a vomitar su tormentoso interior: la novela”.

Sábato también lo dejó claro en Hombres y engranajes (1951): “Pero cuando levantaba la cabeza de los logaritmos y los sinusoides, encontraba el rostro de los hombres”. Ernesto Sábato cuenta en Antes del fin cómo fue publicar su primera novela El Túnel: “Dada mi formación científica, a nadie le parecía posible que yo pudiera dedicarme seriamente a la literatura. Un renombrado escritor llegó a comentar: ¡Que va a hacer una novela un físico!”.

Un préstamo de su generoso amigo Alfredo Weiss, permitió la publicación de El Túnel en la revista El Sur. ¿El resultado? Se agotó inmediatamente. Y después siguió su impecable carrera literaria. Y así llegó Sobre Héroes y Tumbas; Hombres y engranajes, Itinerario; Abaddon, el exterminador; Apologías y rechazos; entre otras.

En Achís, nos pareció una buena idea recorrer algunos pasajes de la vida del gran escritor argentino. Repasar su vida y sus fantasmas. Homenajear a un grande. Sábato no quería que la gente lo nombrara, quería que lo leyeran. Por eso, decidimos quedarnos con algunas palabras del escritor en Antes del Fin, su testimonio y legado espiritual: “No quiero morirme sin decirles estas palabras. Tenemos que abrirnos al mundo. No considerar que el desastre está afuera, sino que arde como una fogata en el propio comedor de nuestras casas. Es la vida y nuestra tierra las que están en peligro. Sí muchachos, la vida del mundo hay que tomarla como tarea propia y salir a defenderla”.

Etiquetado , , , , ,

Homenaje a todos los trabajadores

Les presentamos Trabajadores. Una arqueología de la era industrial del fotógrafo brasilero Sabastiao Salgado. Su proyecto empezó en 1986 y siguió durante un período de seis años. La primera fotografía se llama Mineros del carbón y fue realizada en la India: “En Dhanbad, las minas de carbón dan trabajo a 400.000 personas. Ciento cinco mil hombres descienden a las minas. Hasta 1950 las mujeres también cavaban para obtener el mineral, trabajaban de noche y morían en las explosiones y corrimientos de tierra procedentes del corazón de la tierra.” 
Los tres trabajadores que aparecen en la fotografía cobraban 1,30 dólares al día.

”Para mí, las fábricas de acero son como dioses poderosos y enormes que gobiernan la terrorífica producción de metal que domina nuestro sistema. Todo lo que contienen es violento, desproporcionado y peligroso. El trabajador siderúrgico sabe bien que trabaja en la frontera de la muerte, entre ríos de fuego líquido, rodeado por las calderas del infierno. También sabe que es el acero lo que controla el mundo”. Su foto:

Salgado relata así sus intenciones en este proyecto: “Estas fotografías narran la historia de una época. Las imágenes servirán para practicar una arqueología visual sobre un tiempo que la historia conoce como “la Revolución Industrial”; un tiempo en el que el trabajo manual de hombres y mujeres constituía el eje del mundo. Los conceptos de producción y eficacia están cambiando y, con ellos, la naturaleza del trabajo. Este mundo tan industrializado avanza a la carrera tambaleándose hacia su futuro. En realidad, la recapitulación de estos tiempos es el resultado del trabajo de gente de todo el mundo, aunque en realidad sólo se beneficien unos pocos… Y así continúa dividido el planeta: el primer mundo sufre una crisis de exceso, el tercer mundo sufre una crisis de necesidad y, a finales del siglo, el segundo mundo—el que se edificó sobre el socialismo—se desmorona.”

Salgado quería que quien entrara a alguna de sus muestras no saliera siendo la misma persona. Les dejamos LA pregunta que nos hace el autor: “¿Estamos condenados a ser espectadores en gran medida? ¿Podemos cambiar el curso de los acontecimientos? ¿Podemos aducir “fatiga de compasión” cuando no mostramos ningún signo de “fatiga de consumo?” 

Etiquetado , , , , ,

Superhéroes latinos

NOE REYES, originario del Estado de Puebla. Trabaja como repartidor de comida rápida en Brooklyn, Nueva York. Manda 500 dólares a la semana.

Dulce Pinzón nació en Ciudad de México en 1974. Vivió, estudió, pensó, se mudó a EE.UU., lloró y sacó fotos. Su trabajo Superhéroes nos hace repensar la fotografía latinoamericana. ¿Por qué nos inquietan más las imágenes de Pinzón que cualquiera de las miles de fotografías de los héroes norteamericanos del 11 de septiembre? El trabajo de Pinzón recorre la vida de veinte superhéroes cotidianos: hombres y mujeres que cruzaron la frontera para trabajar parar mandar dinero a sus familias

BERNABE MENDEZ, originario de Guerrero. Trabaja limpiando vidrios en los rascacielos de 
Nueva York. Manda 500 dólares al mes.
Y pensamos en las palabras de Patricia Mendoza, ex directora del Centro de la Imagen de México, en el V Coloquio latinoamericano de fotografía:
“Reflexionar, estudiar, escuchar y disentir sobre la fotografía como un lenguaje que nos une como hombres y mujeres contemporáneos, implica una reflexión sobre nuestro momento y nuestro tiempo, sobre la realidad o las realidades que estrechan o fragmentan la posibilidad de una acción conjunta para estructurar y construir (…) un mundo de mayor equilibrio y justicia para todos. Y afirmo esto con la conciencia profunda de que la imagen es el arma más poderosa para transformar las sociedades y el concepto que tenemos los seres humanos unos de otros
FEDERICO MARTINEZ, originario del Estado de Puebla. Trabaja como taxista en Nueva York. 
Manda 250 dólares a la semana.

¡Salud!

Etiquetado , , , ,

FREEDOM OF SPEECH

Antonio Pérez Ñiko "Libertad de expresión", poster, 2003, personal work.

En esta semana tan convulsionada, decidimos publicar un cartel del cubano Ñiko. Porque la consolidación de la democracia depende de la posibilidad de expresarse libremente.

¡Salud!

 

 

 

Etiquetado , , , ,

El mundo en Blanco & Negro

Diego Ortiz Mugica, Acequia de Colonia Suiza.

Hoy se inaugura Blanco & Negro, Grandes Maestros del Siglo XX, una exposición que se compone de 70 obras de autores como Ansel Adams, Henri Cartier-Bresson, Robert Doisneau, Alfred Eisenstaedt, Yousuf Karsh, Margaret Bourke-White, Elliot Erwitt, Don McCullin, Diego Ortiz Mugica, Sebastian Rich, Eugene Smith, Alfred Stieglitz, Peter Turnley, Edward Weston, Martín Chambi, Horacio Coppola y Sebastián Salgado.

Blanco & Negro, Grandes Maestros del Siglo XX estará hasta el 24 de abril en el Centro Cultural Borges (Sala 23, Pabellón Berni) en Avenida Córdoba 544. Las visitas guiadas se realizan de viernes a domingo a las 17.30, 18.30 y 19.30 hs. Para más info visitá el sitio web del CCB. Además, Diego Ortiz Mugica realizará hoy a las 12 hs una charla y una visita guiada abierta al público.

Como por lo latinoamericano tenemos una atracción inexplicable, les recomendamos especialmente el trabajo del peruano Martín Chambi, el primer fotógrafo indígena de America Latina que retrató la sociedad agraria y urbana andina, con su gente, sus costumbres, sus festejos y sus ritos. Podemos ver las primeras fotografías de Machu Pichu en 1911 a través de su lente y trasladarnos a la arquitectura incaica.

Sebastián Salgado, Iceberg.

También nos lleva, una y otra vez, el brasilero Sebastián Salgado a lugares remotos, mezcla de olvido, belleza e historias colectivas. Los argentinos Horacio Coppola y Diego Ortiz Mugica pasean por Buenos Aires, van al norte y llegan hasta el sur, para hacernos acordar que no todo es lo que parece.

Y si el mundo es a color y en digital… hoy preferimos que sea en blanco y negro.

¡Salud!

Etiquetado , , ,

Literatura desde “el fin del mundo”

El año pasado once autores viajaron a Ushuaia para abrir un nuevo espacio de producción y discusión literaria. El Festival Iberoamericano de Nueva Narrativa lanzó entonces una convocatoria inspirada en los cronistas exploradores que en el siglo XVIII viajaron desde muy lejos a las tierras del sur.

¿El resultado? Crónicas del fin del mundo, un libro de distribución gratuita que recopila las obras escritas durante el Festival.

¿Los escritores?  Mario Bellatin (México), Oliverio Coelho (Argentina), João Paulo Cuenca (Brasil),  Mariana Enríquez (Argentina), Giovanna Rivero (Bolivia), Karla Suárez (Cuba) y el ilustrador Liniers.

La buena noticia es que el libro (auspiciado por el Instituto de Promoción Turismo de la Nación) se presentará mañana en el Centro Cultural España Buenos Aires. Los autores  firmarán ejemplares y dialogarán junto a Edgardo Cozarinsky y Elsa Drucaroff. También se darán a conocer las novelas ganadoras del Premio Iberoamericano de Novela Breve, Torrente de Mariano Quirós, y Los Eventuales, de Ulises Cremonte.

Además se proyectará el documental realizado por Rodrigo Espina: Historias del Fin del Mundo. Una excelente oportunidad para disfrutar de los imponentes paisajes patagónicos.

Más información:

Centro Cultural España Buenos Aires
Balcarce 1150 (San Telmo)
19 horas

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Frida Kahlo: Sus fotos

Frida Kahlo. En el reverso: “Abril 1929. Julio. Para Diego. Frida”, ca.1926. Foto: Guillermo Kahlo.

Frida Kahlo: Sus fotos reúne las fotografías más interesantes del archivo guardado de Frida que contenía más de seis mil imágenes. El libro, publicado por la editorial RM y editado por Pablo Ortiz Monasterio, agrupa siete temas principales: Orígenes, Papá, Casa Azul, Cuerpo roto, Amores, La fotografía y Lucha política, que son acompañados por ensayos escritos por expertos de distintas nacionalidades.

El padre de Frida, Guillermo Kahlo, era un fotógrafo de origen alemán. Por ello, desde niña, Frida se familiarizó con los principios básicos de la composición y en ocasiones, junto a su hermana, retocaba las placas fotográficas o acompañaba a su padre a tomar las fotografías. Don Guillermo explotó el género del autorretrato y hay varias placas que muestran a Frida de niña y adolescente de la misma manera en que posaría en los lienzos. Como una herencia, el autorretrato fue la herramienta expresiva fundamental para Frida.

En Achís reproducimos algunos pasajes del libro, junto a algunas de las fotos más impactantes.

“Gracias al acervo que Frida acumuló, hoy se puede constatar que la afición al autorretrato del propio padre fue una influencia fundamental en la obra de la pintora y en la manera en que ella posó siempre ante las cámaras. Ya desde los retratos que su padre le tomara desde niña puede percibirse un sorprendente conocimiento de la artista por sus mejores ángulos y poses”.

(Trujillo Soto)

Radiografía de Frida Kahlo, abril de 1954. Ciudad de México.

“Las coordenadas son muy conocidas: nació (1907) con espina bífida; al parecer, poliomielitis a los seis años de edad; politrumatismo por accidente vehicular a los 18, con herida penetrante en la cavidad abdominal por una barra de hierro y fracturas múltiples en codo, columna vertebral, pelvis y pierna y pie derechos; tres abortos (uno espontáneo, dos quirúrgicos); alcoholismo, tabaquismo, anorexia y una muerte, a los 47 años (1954), bajo sospecha de suicidio. Y el dolor, desde luego, los dolores de Frida, tan llevados y traídos, tan en el centro de su creación artística”.

(Mauricio Ortiz)

Diego Rivera en su estudio de San Ángel. Ciudad de México, ca.1940.

“La huella del lápiz labial de Kahlo, aplicada en fechas desconocidas sobre algunas fotografías y cartas, no siempre indica pasión (…) Aun cuando sabemos que hubo un romance (o algo más), las fotografías nunca son eróticas. Se trata más bien de registros de cuerpos alguna vez abrazados…”

(James Oles)

Un consejo de ACHÍS: conseguir el libro para el fin de semana largo o ir a un café a mirarlo.

¡Salud!

Etiquetado , , , , ,