Archivo de la etiqueta: Historias colectivas

Teodoro

“… el placer de revolcarme en el paso con Teodoro, que es una actividad que los dos valoramos por encima de casi cualquier cosa.

Julio Cortázar en “La vuelta al día en ochenta mundos”

Etiquetado , ,

“Me llamo Ernesto…”

Ernesto Sábato por Antonio Berni

“Hace algunos años, una revista porteña publicó una sugestiva foto de Ernesto Sábato. Pequeño y solitario, encogido en un banco, aguardaba el tren. La imagen me dio que pensar; suscitaba cierta compasión. Porque Sábato, en definitiva, siempre ha sido eso: un Gran Niño Solo esperando un tren que nunca llega”. Así describe  Carlos Catania al escritor en Genio y figura de Ernesto Sábato.

El pueblo de su nacimiento se llama Rojas. Sus padres  llegaron a la Argentina a fines del siglo pasado y establecieron en aquel pueblo un molino harinero. Fueron once hermanos. Ernesto fue el décimo hijo varón de Juana Ferrari y vino al mundo pocos días después de que falleciera el número nueve. Le pusieron el nombre del muerto. En palabras de Sábato: “Me llamo Ernesto, porque cuando nací el 24 de junio de 1911, día del nacimiento de San Juan Bautista, acababa de morir el otro Ernesto, al que, aun en su vejez, mi madre siguió llamando Ernestito, porque murió siendo una criatura”.

Ernesto Sábato por Sara Facio

Catania reflexiona: “La infancia de Ernesto fue cerrada, gris, sin los alicientes de la felicidad salvaje. Sábato no sabía jugar (…). Para él mismo y para los demás fue un niño–problema. La madurez de su nivel intelectual se revela tan vasta y honda que, por contraste, resalta cierta inmadurez vital. Quitándole la libertad del juego, lo mutilaron de entrada”.

Y siguió la vida. Carlos Catania define a Sábato como un tipo melancólico. Y – además – nos aporta un detalle curioso: en Sobre Héroes y Tumbas, la palabra melancolía aparece mencionada 23 veces. Sin dudas, la nostalgia de Ernesto se convertiría en enfermedad metafísica. Mientras cursaba el doctorado de Física, militaba en el movimiento juvenil comunista. Fue entonces cuando conoció a Matilde, su compañera por más de 60 años. Ella tenía 17 años y quedó deslumbrada cuando él le dictó un curso sobre Marxismo. Desde entonces establecieron vínculos profundos. Luego, tuvieron dos hijos: Mario y Jorge Federico.

La palabra que mejor retrata a Sábato es sin dudas la de Matilde: “Para que se sienta con fuerzas para crear, para escribir, para liberarse de sus obsesiones y traumas necesita verse rodeado de un muro de cariño y comprensión y de ternura, y también de reconocimiento por lo ya realizado. Entonces pareciera que su fuerza y su genio se multiplicasen. Su profundo cambio interior fue cuando dejó la física. Él ha sido desde niño un alma meditativa, un artista. Con un interior melancólico pero al mismo tiempo rebelde y tumultuoso. La ciencia lo limitaba en forma atroz, de modo que fue lógico haber buscado el único cauce que podía ayudarlo a expresar, a vomitar su tormentoso interior: la novela”.

Sábato también lo dejó claro en Hombres y engranajes (1951): “Pero cuando levantaba la cabeza de los logaritmos y los sinusoides, encontraba el rostro de los hombres”. Ernesto Sábato cuenta en Antes del fin cómo fue publicar su primera novela El Túnel: “Dada mi formación científica, a nadie le parecía posible que yo pudiera dedicarme seriamente a la literatura. Un renombrado escritor llegó a comentar: ¡Que va a hacer una novela un físico!”.

Un préstamo de su generoso amigo Alfredo Weiss, permitió la publicación de El Túnel en la revista El Sur. ¿El resultado? Se agotó inmediatamente. Y después siguió su impecable carrera literaria. Y así llegó Sobre Héroes y Tumbas; Hombres y engranajes, Itinerario; Abaddon, el exterminador; Apologías y rechazos; entre otras.

En Achís, nos pareció una buena idea recorrer algunos pasajes de la vida del gran escritor argentino. Repasar su vida y sus fantasmas. Homenajear a un grande. Sábato no quería que la gente lo nombrara, quería que lo leyeran. Por eso, decidimos quedarnos con algunas palabras del escritor en Antes del Fin, su testimonio y legado espiritual: “No quiero morirme sin decirles estas palabras. Tenemos que abrirnos al mundo. No considerar que el desastre está afuera, sino que arde como una fogata en el propio comedor de nuestras casas. Es la vida y nuestra tierra las que están en peligro. Sí muchachos, la vida del mundo hay que tomarla como tarea propia y salir a defenderla”.

Etiquetado , , , , ,

Homenaje a todos los trabajadores

Les presentamos Trabajadores. Una arqueología de la era industrial del fotógrafo brasilero Sabastiao Salgado. Su proyecto empezó en 1986 y siguió durante un período de seis años. La primera fotografía se llama Mineros del carbón y fue realizada en la India: “En Dhanbad, las minas de carbón dan trabajo a 400.000 personas. Ciento cinco mil hombres descienden a las minas. Hasta 1950 las mujeres también cavaban para obtener el mineral, trabajaban de noche y morían en las explosiones y corrimientos de tierra procedentes del corazón de la tierra.” 
Los tres trabajadores que aparecen en la fotografía cobraban 1,30 dólares al día.

”Para mí, las fábricas de acero son como dioses poderosos y enormes que gobiernan la terrorífica producción de metal que domina nuestro sistema. Todo lo que contienen es violento, desproporcionado y peligroso. El trabajador siderúrgico sabe bien que trabaja en la frontera de la muerte, entre ríos de fuego líquido, rodeado por las calderas del infierno. También sabe que es el acero lo que controla el mundo”. Su foto:

Salgado relata así sus intenciones en este proyecto: “Estas fotografías narran la historia de una época. Las imágenes servirán para practicar una arqueología visual sobre un tiempo que la historia conoce como “la Revolución Industrial”; un tiempo en el que el trabajo manual de hombres y mujeres constituía el eje del mundo. Los conceptos de producción y eficacia están cambiando y, con ellos, la naturaleza del trabajo. Este mundo tan industrializado avanza a la carrera tambaleándose hacia su futuro. En realidad, la recapitulación de estos tiempos es el resultado del trabajo de gente de todo el mundo, aunque en realidad sólo se beneficien unos pocos… Y así continúa dividido el planeta: el primer mundo sufre una crisis de exceso, el tercer mundo sufre una crisis de necesidad y, a finales del siglo, el segundo mundo—el que se edificó sobre el socialismo—se desmorona.”

Salgado quería que quien entrara a alguna de sus muestras no saliera siendo la misma persona. Les dejamos LA pregunta que nos hace el autor: “¿Estamos condenados a ser espectadores en gran medida? ¿Podemos cambiar el curso de los acontecimientos? ¿Podemos aducir “fatiga de compasión” cuando no mostramos ningún signo de “fatiga de consumo?” 

Etiquetado , , , , ,

Superhéroes latinos

NOE REYES, originario del Estado de Puebla. Trabaja como repartidor de comida rápida en Brooklyn, Nueva York. Manda 500 dólares a la semana.

Dulce Pinzón nació en Ciudad de México en 1974. Vivió, estudió, pensó, se mudó a EE.UU., lloró y sacó fotos. Su trabajo Superhéroes nos hace repensar la fotografía latinoamericana. ¿Por qué nos inquietan más las imágenes de Pinzón que cualquiera de las miles de fotografías de los héroes norteamericanos del 11 de septiembre? El trabajo de Pinzón recorre la vida de veinte superhéroes cotidianos: hombres y mujeres que cruzaron la frontera para trabajar parar mandar dinero a sus familias

BERNABE MENDEZ, originario de Guerrero. Trabaja limpiando vidrios en los rascacielos de 
Nueva York. Manda 500 dólares al mes.
Y pensamos en las palabras de Patricia Mendoza, ex directora del Centro de la Imagen de México, en el V Coloquio latinoamericano de fotografía:
“Reflexionar, estudiar, escuchar y disentir sobre la fotografía como un lenguaje que nos une como hombres y mujeres contemporáneos, implica una reflexión sobre nuestro momento y nuestro tiempo, sobre la realidad o las realidades que estrechan o fragmentan la posibilidad de una acción conjunta para estructurar y construir (…) un mundo de mayor equilibrio y justicia para todos. Y afirmo esto con la conciencia profunda de que la imagen es el arma más poderosa para transformar las sociedades y el concepto que tenemos los seres humanos unos de otros
FEDERICO MARTINEZ, originario del Estado de Puebla. Trabaja como taxista en Nueva York. 
Manda 250 dólares a la semana.

¡Salud!

Etiquetado , , , ,

Sub en ARTE X ARTE

El colectivo Sub [cooperativa de fotógrafos], exhibirá Oxígeno Cero, un conjunto de fotografías con una mirada crítica acerca del estado de uno de los símbolos porteños más maltratados. Actualmente, el Riachuelo tiene 0% de oxígeno en la mayor parte de su recorrido debido a las 4100 industrias que arrojan sus desechos sobre el cauce.

En ensayo fotográfico indaga sobre las historias de la gente que convive cotidianamente con la basura. La muestra estará en el primer piso de ARTE X ARTE hasta el 30 de abril. Oxígeno Cero fue realizada bajo la curaduría de Victoria Verlichak. En Achís te mostramos algunas de sus fotografías, pero indiscutiblemente, te recomendamos que vayas a ARTE X ARTE.

¡Salud!

Galeria ARTE X ARTE

Lavalleja 1062

Entrada libre y gratuita.

De martes a viernes de 13.30 a 20hs. / sábados de 11.30 a 15hs.

(Feriados y semana santa cerrado al público).

Etiquetado , , , ,

Literatura desde “el fin del mundo”

El año pasado once autores viajaron a Ushuaia para abrir un nuevo espacio de producción y discusión literaria. El Festival Iberoamericano de Nueva Narrativa lanzó entonces una convocatoria inspirada en los cronistas exploradores que en el siglo XVIII viajaron desde muy lejos a las tierras del sur.

¿El resultado? Crónicas del fin del mundo, un libro de distribución gratuita que recopila las obras escritas durante el Festival.

¿Los escritores?  Mario Bellatin (México), Oliverio Coelho (Argentina), João Paulo Cuenca (Brasil),  Mariana Enríquez (Argentina), Giovanna Rivero (Bolivia), Karla Suárez (Cuba) y el ilustrador Liniers.

La buena noticia es que el libro (auspiciado por el Instituto de Promoción Turismo de la Nación) se presentará mañana en el Centro Cultural España Buenos Aires. Los autores  firmarán ejemplares y dialogarán junto a Edgardo Cozarinsky y Elsa Drucaroff. También se darán a conocer las novelas ganadoras del Premio Iberoamericano de Novela Breve, Torrente de Mariano Quirós, y Los Eventuales, de Ulises Cremonte.

Además se proyectará el documental realizado por Rodrigo Espina: Historias del Fin del Mundo. Una excelente oportunidad para disfrutar de los imponentes paisajes patagónicos.

Más información:

Centro Cultural España Buenos Aires
Balcarce 1150 (San Telmo)
19 horas

Etiquetado , , , , , , , , , , ,