Archivo de la etiqueta: Achís

Maneki Neko by ACHÍS!

Anuncios
Etiquetado

Villoro declara

El escritor mexicano Juan Villoro está de visita en Buenos Aires. Por ahora, agenda completa: participó de un taller sobre periodismo narrativo de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano que se realizó en Proa, estrenó Filosofía de vida, una obra teatral de su autoría, presentó algunos de sus libros que fueron reeditados (Materia Dispuesta y La casa pierde), charló con Ezequiel Martínez en la Fundación Tomás Eloy Martínez – entre los asistentes se encontraban: Carlos Busqued, Juan Terranova, Cristian Alarcón y Martín Caparrós – sobre periodismo, redes sociales, fútbol – no podía faltar – y música. Y todavía falta: el 24 de agosto dialogará en el Malba con los escritores Alan Pauls y Martín Kohan.

ACHÍS asistió a la entrevista abierta que el periodista Ezequiel Martínez le realizó. Veinte minutos más tarde de la hora pactada, llegó el escritor que, entre aplausos y risas, contó – con su ironía y característico humor – el quijotesco episodio que lo había retrasado. Ante la mirada atenta de su público Villoro habló de sus inicios en el periodismo y definió la crónica – fiel a su estilo – como “el ornitorrinco de la prosa” y explicó que es un animal híbrido que tiene que ver con muchos más estímulos y que se beneficia prácticamente de todos los géneros. También reveló su nostalgia epistolar frente al carácter anónimo del correo electrónico: “Yo soy de una generación que pedía disculpas por escribir a máquina porque era muy impersonal”.

El escritor también relató su experiencia durante el violento terremoto de 8.8 grados de intensidad que el 27 de febrero de 2010, a las 3:34 de la madrugada, hizo temblar Chile y desplazó a la ciudad de Concepción tres metros y 27 centímetros. El escritor estaba en Santiago en un congreso de literatura infantil (el tema principal era -por azar o causalidad- el papel funcional del miedo en los cuentos infantiles). Cuando le dejaron de temblar las manos – tal como se lo dijo a un colega en su vuelta a México – escribió 8.8: el miedo en el espejo.

Antes de 1985 los temblores no solo le daban miedo sino que incluso le gustaban: “Solo ahora advierto mi sostenido interés por los temblores y su relación con los misterios de nocturnidad. En el prólogo a mi libro Tiempo Transcurrido,  que recoge crónicas imaginarias que van desde el movimiento estudiantil del 68 al terremoto del 85, escribí: Desconfío de los que en momentos de peligro tienen más opiniones que miedo”.

Al terminar la charla nos quedó resonando la impactante mirada de Juan Villoro sobre el sismo ocurrido en Chile. Próximo objetivo: leer 8.8: el miedo en el espejo. Libro que duró en nuestras manos tan sólo 2 días. Simplemente porque produce esa única e indescriptible sensación de no poder dejar de leer. Si bien el autor se pregunta en el prólogo: “¿Hasta dónde es posible reconstruir la experiencia del espanto sin distorsionarla con argumentaciones ajenas a lo que se vivió como caos y marasmo?”, logra contar de manera excelente lo que rodeó aquella experiencia de terror compartido. Villoro señala: “Esta es una crónica en fragmentos. Quise ser fiel a la manera en que percibimos el drama: la población flotante de un hotel reunida en un naufragio. No es un reportaje de un país  que se quebró en su zona sur ni de una capital que resistió de forma admirable. Es la reconstrucción en partes de un microcosmos: vidas de paso que estuvieron a punto de extinguirse”.

Villoro utiliza un recurso impactante: el testimonio múltiple de aquellas vidas de paso que estuvieron a punto de desaparecer una noche en un hotel de Santiago de Chile. Y, tal como dicen, el terremoto solo permite hablar del terremoto. Por eso Villoro cuenta desde una perspectiva asombrosa e insólita – el hilo conductor de la crónica es la manera en que dormimos-  lo que vio, oyó y le contaron. Queda claro que el sismo no solamente modificó el eje de rotación de la tierra y acortó el día en 1,26 microsegundos, también produjo (y lo sigue haciendo) prolongadas réplicas psicológicas.

Y sigue: “El protagonista es un hijo del sismo: nace durante el temblor de 1957, que derrumbó el Ángel de la Independencia en Paseo de la Reforma, y recorre los veintiocho años que lo separan de su retorno solar (la misma alineación astrológica que en su fecha de nacimiento). El desenlace ocurre en México en 1985, durante el temblor que destruyó la ciudad de México. Me parecía sugerente que en una antinovela de aprendizaje, también la tierra se mostrará insegura y revelará que no tiene certezas de qué comunicar”. Nada más que agregar.

Tanta fascinación nos llevó a sacar entradas para ir a ver Filosofía de Vida al teatroadaptación de El filósofo declara, su segundo texto dramático que tuvo origen en una afirmación de su propio padre, el prestigioso filósofo Luis Villoro, que plantea que los filósofos no declaran sino que razonan (¿Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia?). A tan solo seis butacas del autor pudimos ver cada una de sus reacciones  ante la magnífica interpretación de Alcón – ¿Qué más podemos agregar sobre un trabajo del gran Alfredo? – Rodolfo Bebán y Claudia Lapacó. Villoro se emocionó ante el eco que causó cada una de sus palabras en el público y durante toda la obra paso letra del guión, adelantándose a lo que vendría. Filosofía de vida  es la historia de dos filósofos reconocidos que se reencuentran en la vejez: el Profesor y el Pato Bermúdez. Dos amigos de juventud que la vida distanció. Caminos absolutamente opuestos: el profesor se recluyó en su mundo, dedicándose a desarrollar sus ideas y escribir sus pensamientos; mientras que el Pato ejerció la función pública y obtuvo grandes honores académicos (además de disfrutar de los placeres de la vida). Luego, una oferta que se tiñe de revancha improvisa un encuentro e invita a una reflexión sobre cuestiones existenciales que – inevitablemente- penetran en la vida cotidiana, como el amor, la amistad  y la lealtad.

Citas y alusiones a Gombrowicz, Sartre, Darwin, Russell, Nietzsche y Kant atraviesan una encrucijada dramática. Los dos filósofos se encuentran para una confrontación final, libran su última batalla. Los acompaña Clara, una mujer que definió la vida de ambos. Pero mejor no contar más. Al bajar el telón conversamos, una vez más, con Villoro, que estaba asombrado por la puesta actoral y las distintas interpretaciones.

En ACHÍS seguimos recorriendo el itinerario de Juan Villoro en Buenos Aires. Próxima estación: 19 horas, 24 de agosto, Malba.

Etiquetado , , ,

Concurso Complot

La marca Complot invita a participar de un concurso de fotografía en el cual el ganador estampará su imagen en una prenda. Las fotografías pueden tener un tamaño máximo de 22 x 32 cm (1300 x 1900 pixeles), con una resolución de 150 dpi.

De paso, les mostramos la campaña Otoño/Invierno 2011 de la marca, así tienen a Tallulah Morton como musa. El concurso termina el 20 de mayo.

El jurado está compuesto por el equipo de diseño de Complot y los fotógrafos Nacho Ricci y Lobo Velar. Los premios:

Primer premio: Cámara Lomográfica marca Holga 120 modelo Candy GCFN con un lente y visor ojo de pez, una adaptación a 35 mm, dos rollos formato medio, un rollo formato 35mm y dos pilas; y una orden de compra de $2.000

Segundo premio: Cámara Lomográfica marca Holga modelo Tim Rosa con un flash con gelatinas de colores, dos rollos de formato 35 mm, dos pilas y un cd informativo; y  una orden de compra de $1.000

Tercer premio: Cámara Lomográfica marca Holga Cat con dos rollos 35 mm, dos pilas y un cd informativo.

Para más info visitá la página del CONCURSO.

¡Suerte!

Etiquetado , , , , , ,

“Soy un pintor de cuadros”

Luego de varios años de exposiciones en ámbitos públicos de gran prestigio (Museo Nacional de Bellas Artes, Centro Cultural Recoleta, Palacio del Correo; y la realización del mural de la cúpula del Teatro Reggio), el artista Ariel Mlynarzewicz colgó Amores en la Galería de Arte Agalma. Con una pincelada clara explora el mundo –tal vez indescriptible– de los afectos, los abrazos y la proximidad. Colores puros y contrastantes dominan la muestra en la que intervienen mujeres, parejas, naturaleza y vínculos.

Para disfrutar de estas obras, nos pareció una buena idea seleccionar un fragmento de una entrevista publicada en la revista digital Esto no es una revista. Allí el periodista Javier Martínez pinta la figura del artista de una manera exquisita: “Hablar con Ariel Mlynarzewicz es internarse en un mundo en el cual el color, la perspectiva, la tela y la materia le ganan la pulseada a la tecnología. Un mundo cotidiano que este maestro del pincel convierte en verdaderas obras de arte”.

En Achís creemos que es una excelente entrevista colmada de buenas respuestas. Lo que sigue vale la pena leer:

-Tu tarjeta de presentación dice “Pintor de Cuadros” que, más que un simple modo de nombrarse, es una declaración de principios. ¿Por qué lo elegiste?

Todo empezó en alguna de las maravillosas series de grabados de Goya, no sé si es en los Caprichos o la Tauromaquia, en el que hay un autorretrato que dice “FCO Francisco de Goya y Lucientes, pintor de cuadros” o algo así. Y me pareció una presentación tan honesta, humilde y sincera que la tomé, haciéndole honores al gran maestro y, aparte, porque representa lo que somos, más allá del talento de cada quien. Volviendo al oficio de pintor, nombrarse así es una manera de hacerle honor. Sobre todo en un momento en el que se promueve tanto otro tipo de expresiones artísticas más contemporáneas utilizando herramientas más tecnológicas y demás, reconocerse como un simple pintor de cuadros, para mí que no sé prender una computadora,  es plantear con honestidad lo que hago. Quizás un artista, hoy, es alguien que se dedica a hacer instalaciones, con un gran taller y 20 empleados que le hacen las cosas. Yo soy un simple pintor, casi un artesano que pinta a mano sus cuadros. Incluso, cuando pinté la cúpula del Teatro Regio también opté por pintarla solo, sin asistentes, porque me pareció una experiencia interesante para vivirla solo. Por eso me gusta presentarme de esa manera. No me pidan más nada que no sea pintar cuadros (risas).

-Color, materia y perspectiva. ¿Cómo juegan esos tres conceptos en tu trabajo?

Depende del cuadro. Hay cuadros donde prima el color, donde lo que tiene que ver con la composición en cuanto a perspectiva o planos de profundidad puede dejarse de lado. Hay otros tipos de cuadro donde prima el dibujo, la profundidad, el espacio, como esos abrazos que pinté en blanco y negro donde hay un manejo del espacio, una prioridad en mi manera de concebir el cuadro que tiene que ver con el manejo del espacio. En general, cuando hay materia hay color. Cuando tengo ganas de poner materia es, también, con mucho color. Y hay cuadros en los que están más equilibrados estos tres recursos.

-¿Cuál de esos recursos es el que más te gusta?

El tema de la materia es ancestral, ¿no? Más que trabajo es juego; la actitud lúdica que uno tiene frente a grandes cantidades de materia con olor a trementina, aceites es un recuerdo infantil, de una etapa anal. Y uno empieza a tener algunas sensaciones de ese mundo pre-infantil en el cual era inmensamente feliz. Creo que ahí es donde uno tiene puesto el deseo en algo ancestral. Mientras que cuando uno está dibujando, entre otras cuestiones, hay otro tipo de reflexión. El dibujo diseña, ordena, tiene un carácter más maduro.

Primero, la obra en palabras del autor. Luego, la obra:

Más info:  

Ariel Mlynarzewicz
Del 6 de abril al 6 de mayo de 2011

Galería de Arte Agalma
(Arroyo 882, Buenos Aires)

www.agalmaarte.com

Etiquetado , , ,

El hijo de Borges

Las fotografías de Chema Madoz confirman que lo que nos rodea no está dado de forma unívoca. ¿Cuántos significados pueden referir una escalera y un espejo? Madoz modifica levemente algunos objetos de nuestra cotidianeidad al alejarlos de sus funciones ordinarias. Y, en un hallazgo repentino, un collar de perlas es una horca.

Chema Madoz nació en Madrid en 1958 y estudió historia del arte y fotografía (pero quien nos prestó el libro conjetura que Madoz también es diseñador industrial y, aunque sus biografías no lo dicen, también lo creemos cierto).

En el libro Obras Maestras, el fotógrafo estadounidense Duane Michals escribe: “Madoz vive en el interior de un espejo y observa el mundo boca abajo y del revés. Si Chema decidiera fotografiarte en forma de zapato, de repente te convertirías en un Jimmy Choo, así de sencillo. Su originalidad contradice con juegos de manos y trucos de Houdini. Su inteligencia me tiene asombrado y entusiasmado. Sin duda debe ser el hijo nonato de Borges”.

Etiquetado , , , ,

Golpes en el CCR

Hoy se inaugura la muestra de fotografía Golpes a las 19 hs en el Centro Cultural Rojas.

Después de ver las imágenes de Diego Levy, nos quedamos sin palabras. Así que, esta vez, preferimos citar las de él:

“Me gusta el Boxeo. Soy de los que lo consideran un deporte de alto rendimiento, y con reglas claras. Durante unos años lo practiqué con un entrenador que me incentivaba con frases como: los golpes no alimentan o téngale bronca al cuerpo… Por alguna razón siempre me quedaron grabadas esas frases, así como también el rostro de mi entrenador, tallado por los golpes.

Golpes es una serie de retratos de estos hombres que han dedicado sus vidas a este noble y sacrificado deporte. El conjunto de retratos suma historias en esas huellas. La quietud y la aparente serenidad en esas grietas nos muestra un pasado tormentoso. Los golpes fueron detenidos en el tiempo. Además de la inevitable reflexión, el objetivo es rendir un homenaje a estos notables y valerosos luchadores que casi siempre dejaron todo y con demasiada frecuencia se quedaron sin nada”.

Etiquetado , , , , , ,

Metáfora de mujer

Kiki Lawrie, reciente ganadora del premio Benito Quinquela Martín, se sumerge – a través de su particular estética –en el curioso universo femenino. Metáfora de mujer es una búsqueda intimista y personal de la identidad a través del vestido, el traje y la materia. Sucede que en cada obra se genera un hilo conductor de una historia que a veces parece una autobiografía de la artista.

Con producción de PLat (Pensamiento Lateral), la exhibición recrea un universo puramente femenino, donde las obras se convierten en una sucesión de rupturas que convergen en una nueva resignificación. Es ahí donde se puede observar a una artista desafiante que se anima a correr los límites. Kiki Lawrie, logra adaptar diversos lenguajes con absoluta naturalidad y expone su espíritu rebelde y, al mismo tiempo, lúdico. El deseo de no permanecer en el mismo lugar recorre la muestra completamente.

La muestra podrá visitarse en Espacio Cetol (Av. Del Libertador 6188) hasta el día 29 de abril.

Absolutamente recomendable para todos los amantes del arte (también para los hombres).

 

Etiquetado , , , , ,

Concurso de tweets en una Noche en Vela

Hoy, en el marco de la Noche en Vela, IItaú Cultural presenta: Una noche, un tweet, un cuento. La idea es escribir una microficción de hasta 140 caracteres que incluya hashtag #unanoche en algún lugar del tweet.

Un jurado integrado por Marina Mariasch, Daniel Molina y Diego Erlan seleccionará, en base a la calidad literaria y la originalidad del texto, los mejores microcuentos que lleguen entre las 21 y las 23 horas. Itaú Cultural premiará con $1.000 al ganador. Las bases se pueden solicitar a itaucultural@itau.com.ar con el asunto “Solicito Bases Microficción”.

La Noche en Vela porteña se inspiró en la Nuit Blanche de París y actualmente se realiza también en Madrid, Berlín, San Petersburgo y Toronto. El Gobierno de la Ciudad nos invita a disfrutar y revalorizar el concepto de la noche de Buenos Aires a través de tres circuitos (Centro, Sur y Norte) que ofrecerán más de 100 propuestas artístico-culturales en 60 puntos de encuentro de la city.

En Achís vamos a sambullirnos en la osada tarea de contar la historia de la humanidad en una sola línea.

¡Salud!

 

Etiquetado , , , , , ,

Para que el planeta descanse un ratito

Con el objetivo de encender el futuro, millones de personas de pueblos y ciudades de los seis continentes  apagarán la luz durante una hora. Se trata de La Hora del Planeta, una iniciativa mundial que busca demostrar que juntos podemos dar una señal positiva para hacerle frente al calentamiento global.

La Hora del Planeta, nació durante el 2007 en Australia. Aquella noche, dos millones de personas apagaron la luz. Años después, en 2010,  ciudadanos de 128 países de todos los continentes  se unieron en beneficio del medio ambiente. Pero eso no fue todo: más de 1300 monumentos y edificios emblemáticos se oscurecieron. Así fue que durante una hora la Ópera en Sidney, el City Hall en Londres, el Empire State en Nueva York, la Torre Eiffel en París y el Obelisco en Buenos Aires apagaron la luz y demostraron que realmente el cambio climático importa. Además, esa noche Google marcó 74.6 millones de menciones sobre La Hora del Planeta.

Apagar la luz implica un compromiso en forma permanente. El primer paso es cambiar algunas acciones cotidianas, como elegir la bicicleta en vez de autos contaminantes, cuidar el agua, apagar los electrodomésticos cuando no los usas o reciclar la basura.

En Argentina, la Fundación Vida Silvestre  será la encargada de coordinar esta acción.

¿Cuáles son tus planes para el sábado 26 de marzo a las 20:30 hs? ¿Apagar la luz?

Etiquetado , , ,

Agua en BS.AS.

22 de marzo=WWD Buenos Aires.

El objetivo del Día Mundial del Agua 2011 es centrar la atención internacional sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de este recurso natural. Esta iniciativa, que se celebra desde 1992, tiene este año como foco de atención a las ciudades: Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano.

El objetivo es llamar la atención y alentar a los gobiernos, organizaciones, comunidades y personas a participar activamente para responder al desafío de la gestión del agua urbana. El impacto del rápido crecimiento poblacional, la industrialización, los conflictos y los desastres naturales impactan negativamente sobre el abastecimiento de agua en las ciudades.

El sitio oficial de World Water Day explica que la mayoría de la población mundial vive en ciudades: 3.300 millones de personas. La población urbana está aumentando más rápido que la capacidad de adaptación de su infrastructura.

-cada segundo, 2 personas se suman a la población urbana.

-en África y Asia, la población urbana se va a duplicar en los próximos veinte años.

-827,6 millones de personas viven en asentamientos informales donde no hay sitios adecuados para beber agua ni instalaciones sanitarias apropiados.

-493 millones de personas comparten las instalaciones sanitarias. En 1990, este número era 259 millones.

-la falta de agua en las ciudades lleva al cólera, la malaria y la diarrea.

-los pobres pagan más: alguien que vive en un asentamiento informal en Nairobi paga de 5 a 7 veces más por un litro de agua que un ciudadano estadounidense medio.

Para que Buenos Aires se sume a un consumo responsable del agua.

¡Salud!

Etiquetado , , , , ,