Archivo de la categoría: fotografía

Teodoro

“… el placer de revolcarme en el paso con Teodoro, que es una actividad que los dos valoramos por encima de casi cualquier cosa.

Julio Cortázar en “La vuelta al día en ochenta mundos”

Etiquetado , ,

Mi viejo caballero

 

“Como todo el mundo sabe Alicia en el País de las Maravillas fue contada para entretenimiento de tres niñas en un picnic ribereño. Lo que poca gente sabe es que esa maravillosa fuente de historias nunca se secó. Yo fui su última niña amiga, y durante las muchas largas tardes que pasamos juntos, las historias siguieron surgiendo, frescas, originales e inimitables como siempre. Dos o tres veces por semana venía y me tomaba “prestada”, y nos íbamos juntos, absolutamente contentos una en compañía del otro, a pasar tardes que jamás olvidaré. Sí he olvidado las historias, porque nunca contaba la misma dos veces, pero el Jardinero Loco y el Censor Esférico de Sylvia y Bruno nacieron en esos paseos, y me recitó muchas estrofas de la Canción del Jardinero Loco que no aparecieron en el libro.

“La felicidad de nuestras tardes juntos de ningún modo terminaba al regresar a Christ Church. Solíamos pasar horas sentados, acurrucados juntos —el anciano y la pequeña— en un gran sillón, jugando juegos de palabras, creando e interpretando lenguajes cifrados, o resolviendo raros problemas matemáticos. También jugábamos juegos ordinarios: al backgammon, a las damas y a veces al ajedrez, pero se trataba siempre de exóticas variantes de los usuales, y se tomaba un enorme trabajo para crear sus reglas. Lo más divertido era el ajedrez. Él era, por supuesto, un maestro de este juego, pero cuando jugaba con un niño, los caballos y alfiles cobraban vida y sostenían acaloradas discusiones acerca de los derechos de las reinas o las propiedades de las torres.

“A los doce años tuve escarlatina, y durante seis largas semanas estuve clausurada a toda sociedad. En todo ese tiempo no pasó un día sin que llegara una carta de «mi viejo caballero» (como mi familia lo llamaba siempre), trayéndome un puzzle original o una cifra para resolver o un nuevo y absorbente juego. ¡Todo ese tesoro fue entregado a las llamas cuando me recobré, porque podía hospedar gérmenes! Me puse furiosa en esa época, y hasta hoy no he encontrado razones para revisar mi opinión de los doce años. “Uno de sus dones más destacables consistía en que, a pesar de que hablaba con sus niñas amigas exactamente como si fueran sus iguales, nunca vacilaba para corregir una falta: jamás con un regaño, pero sí de tal manera que una veía el lado malo y lo detestaba, y nunca olvidaba lo que él había dicho. La verdad del asunto es que él mismo tenía un corazón de niño, de manera que cuando le hablaba a una niña, aun sobre las cosas más profundas de la vida, ella comprendía, porque él le hablaba en su propio lenguaje.

“En una y otra y otra ocasión, pidió a mi madre que le permitiera llevarme afuera con él, unas veces a orillas del mar, unas veces a Londres. La mente victoriana veía un mal posible aun en la asociación de una niña de doce años con un anciano de sesenta y tres. Debe haber tenido una paciencia maravillosa, porque probó de nuevo y de nuevo, pero jamás se me permitió ir con él, y yo nunca, hasta el fin de mis días, dejaré de lamentarlo. Días de estrecho vínculo con quien, no obstante su mente extravagante, fue uno de los pocos santos sabios genuinos, me fueron negados, porque el santo era varón y yo era una niña.

“Reminiscencias de la Sra. Shawyer”,  en Diarios de Carroll de Roger Lancelyn Green.

Etiquetado , ,

“El zoológico solo puede desilusionar”

El domingo caminábamos por el Mercado de San Telmo y encontramos unas fotos amontonadas: “Recuerdos del Jardín Zoológico, 1929”. Y de repente, una asociación: John Berger y el capítulo ¿Por qué miramos a los animales?

La charla empezó con el asado y siguió pasado el postre: “Los animales raramente son como los recuerdan los adultos mientras que para los niños son, en su mayoría, inesperadamente letárgicos y aburridos. (Por lo general, en el zoológico, tan frecuentes como las llamadas de los animales son los gritos de los niños preguntando “¿dónde está?”, “¿por qué no se mueve?”, “¿está muerto?”

Berger describe el panorama desolador: los animales están esterilizados o sexualmente aislados, no pueden moverse libremente, tienen contacto prácticamente nulo con las otras especies y son alimentados artificialmente. Estos animales son dependientes de sus cuidadores y por eso, y sólo por eso, es que los animales domésticos terminan por parecerse a sus cuidadores. “Se los mire como se los mire, aun cuando el animal esté de pie contra los barrotes, a veinte centímetros de nosotros, mirando hacia el público, lo que estamos viendo es algo que ha pasado a ser absolutamente marginal”, sentencia.

Lo más terrible es que sus actos, marginales y sin objeto, han llevado a que adopten una actitud exclusivamente humana: la indiferencia: “En todos los casos el entorno es ilusorio. Nada los rodea, salvo su propio aletargamiento o hiperactividad. No tienen sobre qué actuar, excepto, brevemente, los alimentos y, de forma ocasional, la pareja que les es proporcionada para su acoplamiento. (De ahí que sus actos repetitivos devengan actos marginales, sin objeto). Por último, su dependencia y aislamiento condicionan hasta tal punto sus respuestas que tratan todo lo que sucede a su alrededor, por lo general delante de ellos, que es donde está el público, como marginal”.

Miramos las fotos del zoológico otra vez. Terminó el almuerzo.

Etiquetado , ,

Charlas en arteBA


Algunas recomendaciones para el fin de semana, según adn Cultura:

  • Sábado 21, de 13 a 14.30 hs: La herencia conceptual en la fotografía argentina, por Valeria González.

A fines de los años 60, las veleidades autorreferenciales de la fotografía conceptual prácticamente no tuvieron lugar en los contextos conflictivos de América latina. Más que al fracaso de la fotografía como documento social, los artistas ensayaron su amplificación y también la metáfora como puente para burlar la censura. Esa herencia se observa en la actualidad en el potencial crítico de la fotografía argentina y latinoamericana.

  • Domingo 22, de 13 a 14.30 hs: Reflexiones sobre el arte de las mujeres en la modernidad. A propósito de Louise Bourgeois por Hugo Petruschansky.

La charla reflexionará sobre las producciones artísticas enroladas en el feminismo de los años 60, el arte femenino posterior, las bad girls y el arte de género. A propósito de la muestra actual de Louise Bourgeois en Fundación Proa, se harán algunas reflexiones sobre su producción estética y simbólica.

  • Domingo 22, de 18 a 20 hs: ¿Puede el arte incidir en la transformación del mundo? por Andrea Giunta (escritora, curadora e investigadora), David Joselit (profesor de Historia del Arte de la Universidad de Yale, Estados Unidos) y Ana Longoni (escritora, profesora de la UBA e investigadora del Conicet).

La pregunta se repone con insistencia en el arte contemporáneo. Las estrategias desde las que se imaginan respuestas se organizan en imágenes, textos, ediciones, investigaciones. La intensidad y riqueza de sus articulaciones desmarcan los límites de las prácticas específicas; buscan tejer alianzas, compartir espacios de acción, diseñar plataformas compartidas. Los panelistas abordan algunas de las estrategias que han servido para activar el poder de intervención de la cultura.

¡El domingo vamos a la Feria!

Etiquetado , , ,

En casi todas las fotografías

Nº87 Julio 1958, Llansa

Erik Kessels encontró una caja que guardaba un secreto: una serie de fotografías tomadas desde 1956 a 1968 sacadas por un hombre común a su mujer durante las vacaciones. Son días como cualquier otro: en una playa, junto a una fuente, en una montaña, sobre un puente, en la nieve, en una iglesia o al lado de una Santa Rita. A medida que pasamos las páginas vemos que a ella le cambia el pelo, los anteojos, la piel, el humor… La conocemos a Ella, o creemos conocerla, y de a poco también lo conocemos a Él.

Nº11 Julio 1956, Cala Grifen

Hace cuatro años alguien nos mostró In almost every picture (editado por Kessels) y hoy lo conseguimos. La pregunta que atraviesa el libro es cuál es el significado de una fotografía. En La cámara lúcida de Roland Barthes encontramos una respuesta: “La fotografía tiene algo que ver con la resurrección”.

Nº95 Agosto 1958, Tibidabo-Agosto

En el prólogo, Kessels escribe:

bailar con, saber, soñar con, nadar en el mar con, comer con, compartir con, charlar con, viajar con, reír con, leer con, admirar, abrazar, extrañar, confiar, vivir con, cantar con, tocar, adorar, clamar, jugar con, dormir con, hacer feliz a alguien, amar …verte en casi todas las fotografías

Nº128 Julio 1959, Camp de Mar

Y se nos cruzó el final de la película Con ánimo de amar de Wong Kar Wai:

“Él recuerda esa época pasada como si mirase a través de un cristal cubierto de polvo.

El pasado es algo que puede ver pero no tocar

Y todo cuanto ve está borroso y confuso”.

Etiquetado , , , ,

Homenaje a todos los trabajadores

Les presentamos Trabajadores. Una arqueología de la era industrial del fotógrafo brasilero Sabastiao Salgado. Su proyecto empezó en 1986 y siguió durante un período de seis años. La primera fotografía se llama Mineros del carbón y fue realizada en la India: “En Dhanbad, las minas de carbón dan trabajo a 400.000 personas. Ciento cinco mil hombres descienden a las minas. Hasta 1950 las mujeres también cavaban para obtener el mineral, trabajaban de noche y morían en las explosiones y corrimientos de tierra procedentes del corazón de la tierra.” 
Los tres trabajadores que aparecen en la fotografía cobraban 1,30 dólares al día.

”Para mí, las fábricas de acero son como dioses poderosos y enormes que gobiernan la terrorífica producción de metal que domina nuestro sistema. Todo lo que contienen es violento, desproporcionado y peligroso. El trabajador siderúrgico sabe bien que trabaja en la frontera de la muerte, entre ríos de fuego líquido, rodeado por las calderas del infierno. También sabe que es el acero lo que controla el mundo”. Su foto:

Salgado relata así sus intenciones en este proyecto: “Estas fotografías narran la historia de una época. Las imágenes servirán para practicar una arqueología visual sobre un tiempo que la historia conoce como “la Revolución Industrial”; un tiempo en el que el trabajo manual de hombres y mujeres constituía el eje del mundo. Los conceptos de producción y eficacia están cambiando y, con ellos, la naturaleza del trabajo. Este mundo tan industrializado avanza a la carrera tambaleándose hacia su futuro. En realidad, la recapitulación de estos tiempos es el resultado del trabajo de gente de todo el mundo, aunque en realidad sólo se beneficien unos pocos… Y así continúa dividido el planeta: el primer mundo sufre una crisis de exceso, el tercer mundo sufre una crisis de necesidad y, a finales del siglo, el segundo mundo—el que se edificó sobre el socialismo—se desmorona.”

Salgado quería que quien entrara a alguna de sus muestras no saliera siendo la misma persona. Les dejamos LA pregunta que nos hace el autor: “¿Estamos condenados a ser espectadores en gran medida? ¿Podemos cambiar el curso de los acontecimientos? ¿Podemos aducir “fatiga de compasión” cuando no mostramos ningún signo de “fatiga de consumo?” 

Etiquetado , , , , ,

Concurso Complot

La marca Complot invita a participar de un concurso de fotografía en el cual el ganador estampará su imagen en una prenda. Las fotografías pueden tener un tamaño máximo de 22 x 32 cm (1300 x 1900 pixeles), con una resolución de 150 dpi.

De paso, les mostramos la campaña Otoño/Invierno 2011 de la marca, así tienen a Tallulah Morton como musa. El concurso termina el 20 de mayo.

El jurado está compuesto por el equipo de diseño de Complot y los fotógrafos Nacho Ricci y Lobo Velar. Los premios:

Primer premio: Cámara Lomográfica marca Holga 120 modelo Candy GCFN con un lente y visor ojo de pez, una adaptación a 35 mm, dos rollos formato medio, un rollo formato 35mm y dos pilas; y una orden de compra de $2.000

Segundo premio: Cámara Lomográfica marca Holga modelo Tim Rosa con un flash con gelatinas de colores, dos rollos de formato 35 mm, dos pilas y un cd informativo; y  una orden de compra de $1.000

Tercer premio: Cámara Lomográfica marca Holga Cat con dos rollos 35 mm, dos pilas y un cd informativo.

Para más info visitá la página del CONCURSO.

¡Suerte!

Etiquetado , , , , , ,

Superhéroes latinos

NOE REYES, originario del Estado de Puebla. Trabaja como repartidor de comida rápida en Brooklyn, Nueva York. Manda 500 dólares a la semana.

Dulce Pinzón nació en Ciudad de México en 1974. Vivió, estudió, pensó, se mudó a EE.UU., lloró y sacó fotos. Su trabajo Superhéroes nos hace repensar la fotografía latinoamericana. ¿Por qué nos inquietan más las imágenes de Pinzón que cualquiera de las miles de fotografías de los héroes norteamericanos del 11 de septiembre? El trabajo de Pinzón recorre la vida de veinte superhéroes cotidianos: hombres y mujeres que cruzaron la frontera para trabajar parar mandar dinero a sus familias

BERNABE MENDEZ, originario de Guerrero. Trabaja limpiando vidrios en los rascacielos de 
Nueva York. Manda 500 dólares al mes.
Y pensamos en las palabras de Patricia Mendoza, ex directora del Centro de la Imagen de México, en el V Coloquio latinoamericano de fotografía:
“Reflexionar, estudiar, escuchar y disentir sobre la fotografía como un lenguaje que nos une como hombres y mujeres contemporáneos, implica una reflexión sobre nuestro momento y nuestro tiempo, sobre la realidad o las realidades que estrechan o fragmentan la posibilidad de una acción conjunta para estructurar y construir (…) un mundo de mayor equilibrio y justicia para todos. Y afirmo esto con la conciencia profunda de que la imagen es el arma más poderosa para transformar las sociedades y el concepto que tenemos los seres humanos unos de otros
FEDERICO MARTINEZ, originario del Estado de Puebla. Trabaja como taxista en Nueva York. 
Manda 250 dólares a la semana.

¡Salud!

Etiquetado , , , ,

El hijo de Borges

Las fotografías de Chema Madoz confirman que lo que nos rodea no está dado de forma unívoca. ¿Cuántos significados pueden referir una escalera y un espejo? Madoz modifica levemente algunos objetos de nuestra cotidianeidad al alejarlos de sus funciones ordinarias. Y, en un hallazgo repentino, un collar de perlas es una horca.

Chema Madoz nació en Madrid en 1958 y estudió historia del arte y fotografía (pero quien nos prestó el libro conjetura que Madoz también es diseñador industrial y, aunque sus biografías no lo dicen, también lo creemos cierto).

En el libro Obras Maestras, el fotógrafo estadounidense Duane Michals escribe: “Madoz vive en el interior de un espejo y observa el mundo boca abajo y del revés. Si Chema decidiera fotografiarte en forma de zapato, de repente te convertirías en un Jimmy Choo, así de sencillo. Su originalidad contradice con juegos de manos y trucos de Houdini. Su inteligencia me tiene asombrado y entusiasmado. Sin duda debe ser el hijo nonato de Borges”.

Etiquetado , , , ,

Asociación: Felicia Webb y André Comte-Sponville

Imaginamos las mujeres del ensayo  Anorexia: Una lenta danza hacia el suicidio de la reportera gráfica inglesa Felicia Webb. Recorremos el sitio web de Felicia y lo primero que encontramos es una confesión de Jacques Henri Lartigue: “Usamos la fotografía para olvidar todo lo demás, sin embargo, es todo lo demás lo que realmente importa. Y a ese algo, la cámara nunca lo puede atrapar”.

Nos acordamos de un libro y lo sacamos de la biblioteca. Hay algo de ese libro y del ensayo de Felicia que se encuentran. En Sobre el cuerpo de André Comte-Sponville leemos en la primera página una sentencia de Spinoza: “El alma y el cuerpo son una sola y misma cosa”.

Nos gustó la asociación.

Etiquetado , , ,