Frida Kahlo: Sus fotos

Frida Kahlo. En el reverso: “Abril 1929. Julio. Para Diego. Frida”, ca.1926. Foto: Guillermo Kahlo.

Frida Kahlo: Sus fotos reúne las fotografías más interesantes del archivo guardado de Frida que contenía más de seis mil imágenes. El libro, publicado por la editorial RM y editado por Pablo Ortiz Monasterio, agrupa siete temas principales: Orígenes, Papá, Casa Azul, Cuerpo roto, Amores, La fotografía y Lucha política, que son acompañados por ensayos escritos por expertos de distintas nacionalidades.

El padre de Frida, Guillermo Kahlo, era un fotógrafo de origen alemán. Por ello, desde niña, Frida se familiarizó con los principios básicos de la composición y en ocasiones, junto a su hermana, retocaba las placas fotográficas o acompañaba a su padre a tomar las fotografías. Don Guillermo explotó el género del autorretrato y hay varias placas que muestran a Frida de niña y adolescente de la misma manera en que posaría en los lienzos. Como una herencia, el autorretrato fue la herramienta expresiva fundamental para Frida.

En Achís reproducimos algunos pasajes del libro, junto a algunas de las fotos más impactantes.

“Gracias al acervo que Frida acumuló, hoy se puede constatar que la afición al autorretrato del propio padre fue una influencia fundamental en la obra de la pintora y en la manera en que ella posó siempre ante las cámaras. Ya desde los retratos que su padre le tomara desde niña puede percibirse un sorprendente conocimiento de la artista por sus mejores ángulos y poses”.

(Trujillo Soto)

Radiografía de Frida Kahlo, abril de 1954. Ciudad de México.

“Las coordenadas son muy conocidas: nació (1907) con espina bífida; al parecer, poliomielitis a los seis años de edad; politrumatismo por accidente vehicular a los 18, con herida penetrante en la cavidad abdominal por una barra de hierro y fracturas múltiples en codo, columna vertebral, pelvis y pierna y pie derechos; tres abortos (uno espontáneo, dos quirúrgicos); alcoholismo, tabaquismo, anorexia y una muerte, a los 47 años (1954), bajo sospecha de suicidio. Y el dolor, desde luego, los dolores de Frida, tan llevados y traídos, tan en el centro de su creación artística”.

(Mauricio Ortiz)

Diego Rivera en su estudio de San Ángel. Ciudad de México, ca.1940.

“La huella del lápiz labial de Kahlo, aplicada en fechas desconocidas sobre algunas fotografías y cartas, no siempre indica pasión (…) Aun cuando sabemos que hubo un romance (o algo más), las fotografías nunca son eróticas. Se trata más bien de registros de cuerpos alguna vez abrazados…”

(James Oles)

Un consejo de ACHÍS: conseguir el libro para el fin de semana largo o ir a un café a mirarlo.

¡Salud!

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: